Nuevo León
Ministra Olga María del Carmen Sánchez Cordero de García Villegas
Sesión del 12 de Mayo de 2014

Listas
| Taquigráfica

Controversia constitucional 92/2010

Controversia constitucional. Se sobresee respecto de las consecuencias directas e indirectas, mediatas e inmediatas de la norma y omisiones, que se impugnan, ya que constituyen actos futuros e inciertos cuya existencia no se acredita en autos.

Emergencia Policial. El Congreso del Estado de Nuevo León tiene competencia para emitir la Ley relativa, Reglamentaria de la Fracción XVIII del Artículo 85 de la Constitución Política de dicha Entidad Federativa, ya que la Constitución Federal, así como la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública facultan a los Estados para emitir leyes en la materia.

Sistema Nacional de Seguridad Pública. La facultad concedida al Congreso de la Unión en la Norma Suprema para emitir leyes que establezcan las bases de coordinación entre la Federación, los Estados, el Distrito Federal y los Municipios en materia de seguridad pública conforme al numeral 21 constitucional, no tiene como finalidad someter a los Estados a una regulación federal.

Sistema Nacional de Seguridad Pública. El Congreso de la Unión, dentro del sistema de concurrencia establecido en el numeral 39, penúltimo párrafo, de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, dejó en libertad a los Estados y a los Municipios de poder coordinarse a fin de dar efectividad a la prestación del servicio de seguridad pública, posibilidad que pueden hacer extensiva a los casos de “fuerza mayor” o “alteración grave del orden público” previstos en la fracción VII del artículo 115 constitucional.

Emergencia Policial. No se actualiza omisión legislativa en la falta de establecimiento en la Ley relativa, de las bases y mecanismos para la celebración del convenio de coordinación, ya que el Congreso del Estado de Nuevo León no está obligado por la Constitución Federal para actuar en el sentido propuesto por el Municipio actor; tampoco existe un  actuar omisivo del Poder Ejecutivo local de celebrar con el municipio convenio de coordinación, cooperación y/o colaboración para la aplicación y ejecución de la propia ley en casos de fuerza mayor o alteración grave del orden público.

Sistema Nacional de Seguridad Pública. Por disposición expresa de la fracción VII del artículo 115 de la Constitución Federal, los Ejecutivos estatales pueden asumir el mando temporal de los cuerpos policiacos del ámbito municipal, a efecto de hacer frente a una situación excepcional así calificada por ellos, en el entendido que dicha asunción incluye no sólo la transmisión de órdenes y el correlativo deber de acatarlas, sino a toda la infraestructura y operatividad que ello conlleva, y la Ley relativa tiene como finalidad desarrollar los términos bajo los cuales el titular del Poder Ejecutivo del Estado de Nuevo León llevará a cabo la referida facultad.

Emergencia Policial. El Artículo Sexto de la Ley relativa faculta única y exclusivamente al titular del Ejecutivo local a emitir la declaratoria de existencia de fuerza mayor o de alteración grave del orden público, atribución a la cual le confiere el carácter de indelegable, de manera tal que, en términos constitucionales y legales, ningún otro servidor público estatal podrá realizarla,  y no implica en modo alguno que por ese hecho dichas instituciones pasen a formar parte del ámbito estatal, sino que conservan su estatus de pertenencia y subordinación originaria al ente municipal y solamente se verán obligados por mandato constitucional expreso a acatar las órdenes que les transmita el Gobernador del Estado única y exclusivamente en los casos extraordinarios previstos en la ley.

Emergencia policial. El Artículo Segundo de la Ley relativa no genera una condición de relación jerárquica entre el Ejecutivo estatal y los cuerpos policiacos municipales en detrimento de una “lealtad institucional”, ya que el ejercicio de la atribución extraordinaria del Ejecutivo estatal no da lugar a una relación orgánica de supra-subordinación entre el Gobernador y la fuerza pública municipal.

Emergencia policial. No corresponde al legislador ordinario señalar en un ordenamiento legal los supuestos taxativos que configuran una causa de fuerza mayor o de alteración grave del orden público que den lugar al ejercicio de esa atribución de índole fundamental, y el hecho que no se contemple en la Ley relativa un catálogo de situaciones que le permitan llevarla a cabo, no la hace inconstitucional; además, la Carta Magna confiere a los Ejecutivos estatales la libertad de apreciación para actuar en los casos que ellos mismos consideren como de fuerza mayor y de alteración grave del orden público, pero siempre sujeta a los requisitos de fundamentación y motivación exigidos por el artículo 16 de la Constitución Federal.

Emergencia Policial. Se reconoce la validez de la Ley relativa, Reglamentaria de la Fracción XVIII del Artículo 85 de la Constitución Política del Estado de Nuevo León, ya que solamente instrumenta la operatividad y formalidad bajo la cual el Ejecutivo del Estado podrá asumir el mando de la policía preventiva municipal y transmitirles órdenes, en aquellos casos que ellos mismos juzguen como de fuerza mayor o alteración grave del orden público, siendo que una de las notas distintivas de esta atribución constitucional de los Ejecutivos locales es que sólo pueden ejercitarla de manera estrictamente temporal, y no puede ser cuantificable en el tiempo al estar supeditada a que la situación de hecho que la origine haya cesado a juicio del titular del Poder Ejecutivo local.