El Centro inaugura el programa de investigación: Derecho y Familia

Acompañaron el evento expertos en la materia.

FOTO IMAGEN

 

 

La tarde del jueves 6 de junio el Centro inauguró su Seminario Permanente de Derecho y Familia y presentó su agenda de investigación con el acompañamiento de expertos en la materia. Académicos, juzgadores, litigantes, directores de carrera y funcionarios se dieron cita para analizar la transformación del derecho familiar en México y cómo el Centro de Estudios Constitucionales puede contribuir desde la academia.

Ana María Ibarra, titular del Centro de Estudios Constitucionales, inauguró la sesión recodando que las decisiones de la Corte han remodelado de forma muy significativa el Derecho Familiar, por lo que los códigos resultan insuficientes para entender hoy por hoy la intersección entre Derecho y Familia. Explicó que la Primera Sala de la Suprema Corte ha tenido que ser creativa e imaginativa, superar preconcepciones sobre la familia y roles de género, así como abrirse al derecho internacional de los derechos humanos y al derecho comparado. Ana María también destacó que el Derecho Familiar debe aspirar a generar cambios positivos importantes en la sociedad; en la pareja, con las hijas y los hijos, protegiendo a los menores y contribuyendo a resolver los problemas actuales de los grupos familiares.

Posteriormente Nicolás Espejo, investigador asociado del Centro, detalló que con el trabajo de la Corte México se incorpora a la tendencia global que existe de constitucionalizar el Derecho de Familia. El investigador explicó algunos rasgos de esta nueva etapa como la noción de parentalidad y no parentesco, identidad de género, relaciones familiares e interculturalidad, negligencia parental (cosmovisión vs. protección de derechos), entre otros aspectos importantes.

Finalmente Sofía Treviño, investigadora del Centro, presentó la agenda de trabajo de la línea de investigación. Sofía destacó que, además del seminario permanente, el Centro organizará talleres de jueces y operadores judiciales, cursos y diplomados y un congreso internacional. Además, explicó que el Laboratorio de Jurisprudencia trabaja ya en un boletín trimestral que reunirá las sentencias relevantes en la materia. Esta propuesta llamó especialmente la atención de los invitados, que consideraron será una herramienta muy valiosa para jueces y académicos que trabajan en el campo.

Los expertos manifestaron interés en participar en las actividades que realizará el Centro y contribuyeron con propuestas valiosas de trabajo. El Centro pudo dialogar con jueces locales y federales, profesores-investigadores de las más prestigiosas universidades, una representante de UNICEF, litigantes expertos en la materia, integrantes de organizaciones no gubernamentales y miembros de la sociedad civil. El intercambio de ideas sobre cómo abordar, investigar y enseñar actualmente la intersección entre derecho constitucional y familia resultó muy enriquecedor.

Con este importante diálogo, quedó inaugurada oficialmente nuestra línea sobre Derecho y Familia.

 

cartel del seminario derechos y familia